brevas

 

No quería despedir marzo sin publicar otra ración de brevas:

1

Biblioteca, en una mesa, dos jóvenes estudian. Ella es guapa. Él es delgado y le ayuda con los exámenes que están al caer. Ella se inclina para oirle bien y él no sabe cómo iterpretar ese gesto. Así toda la mañana de sábado.

2

Me dice mi madre que sería muy bonito que escribiese una novela que contase la historia de mi abuelo paterno, y yo respondo con un mohín como diciendo, no digas tonterías y oculto que en secreto, no sólo fantaseo con la idea de escribir una novela sobre mi abuelo paterno, sino que pienso en una especie de saga familiar que también incluiría un volumen sobre la familia de mi madre, y que, incluso (esto sí que no tengo valor de reconocerlo), tengo decididos los títulos para esos dos libros que jamás serán, más allá de mis ensoñaciones. Todo eso callo.

3

Ya había algo de gente en ese salón de actos donde se iba a dar la conferencia de la que tenía que hacer una noticia. El técnico estaba probando el portátil y el proyector, colocando la mesa y las sillas, comprobando el micrófono.
La señora que daba la conferencia era mayor y carismática. La había entrevistado brevemente y me había agradado su expresividad. La señora, de la que no recuerdo el nombre, se había subido al escenario para colocar sus papeles. Entonces me llamó con la mano. Me dirigí a ella intentando descifrar lo que decía, pues movía la boca, pero no la oía. Además, me extrañó que me llamase mientras se dirigía a la derecha del escenario. Me llamaba, pero a la vez parecía alejarse de mí. A lo mejor no me estaba llamando. Finalmente, nos encontramos en el extremo derecho del escenario, donde estaban las escaleritas por las que se subía a él, y la mano con la que la señora me había estado llamando seguía alzada. Quería que la ayudase a bajar los escalones sin que el resto de la sala se fijase en ello.
Había sido víctima del gesto más elegante y orgulloso de que he sido testigo nunca.

4

I

Profesional es aquél en el que los conocimientos adquiridos sobre una materia y su realización pesan más que los que aún puede aprender sobre la misma.

II

Profesional es aquél cuyo trabajo aún siendo resultado de la inercia (rutinas profesionales) cumple unos mínimos de calidad que lo hacen aceptable.

5

“Algunos textos me gustan otros no pero los he leído todos y la mayoría varias veces” leo en un comentario a una entrada del blog de Luna Miguel. Y pienso que no hay frase que pueda hacer más feliz a un escritor, al oir que se refieren a su obra. Que le hayan leído, y, más allá de haber gustado, que le hayan considerado lo bastante interesante/importante/curioso como para dedicarle la atención de varias lecturas. Y luego pienso, mejor aún, no hay nada que pueda hacer más feliz a un lector que estar en condiciones de pronunciar esta frase. Pues no hay nada de lo que se lamente tanto un lector como de la falta de tiempo, si no la mera imposibilidad de leer todo lo que quisiera (y todo lo que quisiera suele ser todo, a secas), no digamos ya leerlo varias veces. Y luego he pensado, incrustándome más aún en la frase, en el mérito literario que es en sí misma, pues así, sin comas ni nada, por su simpleza y las repeticiones que parece guardar, me parece una frase muy bien escrita.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s