Resaca

El hecho necesariamente confesable de que el miércoles pasado, por la mañana, Manuel Jabois retuiteó un tuit mío que enlazaba a la entrada anterior a esta que escribo ahora, provocando una avalancha de trescientas visitas en ese mismo día, lo que constituye sin lugar a dudas un récord en la vida de este blog, que no suele recibir ese número de visitas en todo un mes; y la conclusión que se desprende de esto: que un “click” de Jabois ha servido más a este sitio que miles de palabras mías, de frases mías, de carácteres míos, que decenas (de acuerdo, no muchas) de pensamientos y ficciones; lo cual aun obvio, no es muy consolador, máxime teniendo en cuenta que ninguna de esas casi trescientas personas dejó comentario alguno.

Anuncios

2 comments

  1. La felicidad procedente de los comentarios, ¿dónde está explicada?
    De cualquier forma, que prevalezca aquello de ‘publicar o perecer’
    (aunque sea para pocos y mal agradecidos).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s