Guitarra fantasma

He sacado la guitarra del rincón que hay entre mi armario y la pared, donde suelo guardarla, y la he rasgado unas cuantas veces mientras leía el periódico por Internet. Sonaba mal. Pasado un rato, he inclinado la cabeza hasta posar la frente en la mesa. He rodeado mi cabeza con el brazo. He levantado la mirada del suelo y, lateralmente, he visto mi guitarra, vertical, de nuevo en el hueco donde la guardo. No recuerdo en qué momento la he devuelto allí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s