Hierro sabe

Una vez José Hierro tuvo una charla con unos jóvenes poetas. Debían rozar lo meramente amateur pues mi padre estaba presente. Bebían unos vinos. Tal vez acababan de entregar un pequeño premio literario y disfrutaban del cóctel. Hierro bebía vino. Hierro dijo: no os desaniméis, seguid escribiendo. Hizo una pausa, un algo como un suspiro; continuó: escribir poesía es muy difícil, porque con una novela, la escribes y dices, bueno, ya está por el momento, pero un poema lo escribes y entonces… tienes que escribir otro, y así continuamente. Y la verdad, añadio mi padre tras contármelo, tenía razón.

Mi padre debe de tener unos trescientos poemas por ahí escritos que no enseña. Estoy seguro de que el noventa por ciento de ellos no valen nada. Pero el otro diez, santo cielo, que me deje asomarme al otro diez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s