Mes: septiembre 2014

Sueño

Escribo brevemente, antes de acostarme de nuevo.

Hoy he soñado con mi casa de antes y mi portal de antes. Y la pista de tenis, y los escalones de baldosas rojas que a veces bajaba de un salto cuando volvía del colegio. Todo estaba ahí, en su sitio, como antes, como nunca más y, en realidad, como ahora. He soñado con Pablo y Nacho, y ahí estábamos, en mi casa, rodeados de una neblina espesa, azul, como si el sueño estuviese atrapado en una pecera. Eramos niños otra vez que habían conocido la edad adulta y habían decidido volver a ser niños, reunirse, y tener conversaciones adultas. Al portal le habían hecho obras y empezaba cerca del ascensor y la escalera. Luego me he despertado y no me he acordado del sueño en todo el día. Pero ahora, antes de dormir, me acuerdo y me sorprende, me sorprende que todo estuviese en su sitio, rodeado de esa bruma azul…hasta nuestras estaturas eran las mismas que antes. Todo había sido tan respetado, que, quién sabe, a lo mejor estoy siendo soñado ahora, por un niño que sueña verse de mayor, escribiendo desde una futura casa que aún no conoce. Y que no tiene escalones rojos que saltar.

Anuncios