Antes de acostarme

Es curioso, extraño y natural que siempre que estoy terminando un trabajo para clase a altas horas de la noche piense “la próxima vez acuérdate cuando aún sea de día de lo que te escocerán los ojos si dejas hasta el último momento lo que tienes que hacer. Como te están escociendo en estos momentos.”, y que sin embargo, una vez empezado un nuevo día, con otro trabajo por entregar y olvidado el escozor de ojos, no me acuerde.

Es curioso, extraño, natural y, he de añdir, delicioso, que siempre quiera escribir algo a altas horas de la noche, cuando he terminado un trabajo postergado hasta el último momento. Y eso que ya empiezo a sentir escozor hasta en los dedos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s